Dificultad para respirar después del entrenamiento: ¿cómo mejorar la condición y deshacerse de la dificultad para respirar?

La falta de aliento (por ejemplo, al subir escaleras, después de correr) no tiene por qué afectar solo a los ancianos. Incluso le puede pasar a un joven que se encuentra en malas condiciones o que está presionando demasiado durante el entrenamiento. ¿Cómo hacer ejercicio para no quedarse sin aliento?

Lea también: Entrenamiento en las escaleras: ventajas, reglas y plan de entrenamiento. Efectos del entrenamiento de Crossfit: mejora la resistencia, la coordinación, la velocidad y la resistencia ... La prueba de Cooper, una prueba de resistencia de 12 minutos. Comprueba tu estado físico ...

La dificultad para respirar durante el ejercicio es el fenómeno de la falta de aire y la incomodidad resultante. En terminología profesional, se llama disnea. Los síntomas de dificultad para respirar incluyen respiración pesada, latidos cardíacos rápidos, incapacidad para extraer suficiente aire hacia el pecho y opresión en la garganta. Los síntomas enumerados pueden indicar una enfermedad pulmonar grave, por lo que si a menudo le falta el aire, vale la pena realizar las pruebas adecuadas en primer lugar.

Sin embargo, si la falta de aire se produce en situaciones muy específicas, por ejemplo, durante un ejercicio intenso, es una señal de que el cuerpo no está adaptado a la actividad física. Este estado de cosas no es favorable para nosotros, porque el problema solo empeorará con la edad y, en última instancia, puede contribuir al desarrollo de insuficiencia cardíaca. La única forma de deshacerse de la dificultad para respirar es el ejercicio regular, pero tenga cuidado, no demasiado intenso (al menos al principio), porque un entrenamiento agotador también puede causar dificultad para respirar.

Vea cómo entrenar y qué ejercicios hacer para no tener problemas de disnea durante el ejercicio.

¿Sin aliento al subir escaleras? Mejora tu condición

Si se siente sin aliento después de un esfuerzo diario, como subir escaleras a un piso alto o correr hacia el autobús, simplemente trabaje en su condición. Comience por cambiar sus hábitos diarios: reemplace la conducción por transporte público oa pie, en lugar de usar el ascensor, suba las escaleras (pero para que se sienta cansado, no sin aliento por completo después de llegar al piso), tome al menos la mitad -horas de caminata todos los días.

Introduzca un entrenamiento regular después de aproximadamente 2 semanas de actividad ligera. Inicialmente, haga ejercicio 3 veces a la semana durante unos 30 minutos.

Después de aproximadamente una semana y media a dos, comience a introducir ejercicios cardiovasculares adicionales. Esto puede ser, por ejemplo, andar en bicicleta, caminar, ejercicios paso a paso o una bicicleta elíptica. Al principio, las sesiones de entrenamiento deben durar unos 30 minutos (a menos que impliquen actividades menos extenuantes como caminar) y no deben causar agotamiento, y mucho menos dificultad para respirar. También vale la pena usar ejercicios que aumenten rápidamente la frecuencia cardíaca, aumenten la resistencia y, al mismo tiempo, fortalezcan todo el cuerpo. Estos incluyen burpees, es decir, una combinación de sentadilla, plancha, flexión y salto. Los escaladores de montaña, o "escalada horizontal", también dan buenos resultados.

Esto te será útil

Escaladores de montaña para mejorar la condición física y la resistencia.

Haga un soporte para el frente con brazos rectos. Levante las rodillas del suelo para que descanse los pies solo sobre los dedos de los pies. Tire dinámicamente de una rodilla u otra hacia el pecho imitando el movimiento de escalada. Al tirar de la pierna, no pise los pies con el suelo. No levantes demasiado las caderas. Repita el ejercicio a un ritmo constante y enérgico durante un minuto (si no puede soportar tanto tiempo, reduzca el tiempo a medio minuto y luego auméntelo en 10 segundos con cada entrenamiento posterior).

¿Te falta el aire durante el entrenamiento? Ajusta el ritmo a tus habilidades

Las personas que ya han comenzado a entrenar también pueden quedarse sin aliento. Ocurre cuando la intensidad del ejercicio es demasiado alta para la persona que realiza el entrenamiento. En esta situación, debe recordar algunas reglas:

  • no se esfuerce demasiado, no se trata de cansarse después de cada sesión de entrenamiento. Aumente gradualmente la carga, comenzando con distancias cortas. Es muy útil planificar su esfuerzo día a día y ceñirse a él durante las próximas semanas. Este plan puede ser útil principalmente para corredores;
  • Reduzca el ritmo: no intente mantener el mismo ritmo alto durante todo el entrenamiento a toda costa. Si siente que está a punto de quedarse sin fuerzas y quedarse sin aliento, disminuya la velocidad y deje que su pulso se calme un poco. Incluso puede detenerse y beber unos sorbos de agua. Definitivamente, tomar descansos breves es mejor para tu cuerpo que entrenar en exceso;
Si siente que cada vez es más difícil respirar por la nariz, respire el aire por la boca. Al contrario de lo que parece, no duele en absoluto y oxigena muy bien el cuerpo.

  • Respire profundamente: la respiración superficial y entrecortada durante el entrenamiento casi garantiza que se quedará sin aliento. Aunque la respiración es un reflejo involuntario, se puede mejorar mediante ejercicios especiales. Hágalos con regularidad y oxigenará mejor su cuerpo y eliminará la dificultad para respirar. De vez en cuando, durante el ejercicio, también inhale y exhale lo más profundamente posible para reemplazar el llamado aire residual;
  • asegúrese de calentar antes de entrenar: calentar ayuda a su cuerpo a pasar del modo de descanso al modo activo. Gracias a esto, los músculos y el sistema circulatorio son capaces de soportar mayores cargas durante el ejercicio, y así se reduce el riesgo de dificultad para respirar;
  • no coma nada 2 horas antes del entrenamiento: el contenido en el estómago reduce la capacidad de ejercicio del cuerpo;
  • recuerde mantenerse hidratado: el agua diluye la sangre, gracias a lo cual puede circular más rápido y suministrar oxígeno de manera efectiva a las células del cuerpo. Cuando entrene, tenga siempre una botella de agua a mano, reponga los líquidos también después de terminar los ejercicios;
  • Practique con música: la melodía pegadiza le permite olvidarse de la fatiga.

Etiquetas:  Ejercicio Capacitación Adelgazar