Entrenamiento en el bosque

El entrenamiento de fuerza en el bosque puede resultar no solo un esfuerzo físico efectivo, sino también una idea interesante para romper una rutina de entrenamiento. Al hacer ejercicio en el bosque, trabajamos no solo en el cuerpo, sino también en el alma: el bosque tiene un efecto beneficioso en nuestro cuerpo. ¡Descubre qué formas de actividad física puedes practicar en el bosque!

Tabla de contenido:

  1. Entrenamiento en el bosque - ventajas
  2. Entrenamiento en el bosque - ¿que entrenar?
  3. Entrenamiento en el bosque - use "accesorios" naturales y terreno
  4. Entrenamiento en el bosque - reglas de seguridad
  5. Entrenamiento en el bosque: ¿cómo vestirse?

El entrenamiento en el bosque es agradable y útil: fortalecemos nuestro cuerpo, regeneramos el cuerpo y limpiamos la psique. La actividad física en el seno de la naturaleza es una gran idea para detener la carrera de pensamientos, restablecer la cabeza, oxigenar el cuerpo y ganar nuevas cantidades de fuerza. Si aún no lo ha probado, tenemos muchos consejos útiles para usted.

Entrenamiento en el bosque - ventajas

El entrenamiento en el bosque tiene muchas ventajas. Estos son los más importantes:

1. Aire fresco
¡No hay nada mejor para nuestra salud que el aire fresco y el aliento! El entrenamiento en el bosque es perfecto para oxigenarnos, mejorar la circulación sanguínea y nutrir todo el cuerpo. El aire en el bosque está limpio, no contaminado por los gases de escape, ¡así que entrenar en un ambiente así es la misma salud!

2. Comunión con la naturaleza
Comunicarnos con la naturaleza tiene un efecto saludable en nosotros. El silencio del bosque, los árboles alrededor, la paz y el aire fresco: se sabe desde hace mucho tiempo que pasar tiempo en el bosque nos permite recargarnos de energía positiva, y mucho menos del entrenamiento que se realiza allí.

3. Paz y tranquilidad
Hay paz y tranquilidad en el bosque, y los árboles y la vegetación suprimen eficazmente todos los ruidos y sonidos de la ciudad. Tal aura afecta perfectamente a nuestro sistema nervioso, que puede regenerarse adecuadamente. El clima del bosque también será bueno para nuestra psique, y la mente podrá tomar un descanso de la carrera de pensamientos y reiniciarse.

4. Un descanso del ajetreo y el bullicio de la ciudad
Más bien, la mayoría de nosotros vivimos o trabajamos en la ciudad. El ajetreo y el bullicio de la ciudad, el ruido, los gases de escape, la búsqueda constante de algo, pueden resultar abrumadores a la larga. ¿Cómo restablecerse de la vida cotidiana y romper la monotonía? Convierte el gimnasio en un bosque y entrena allí. Sin duda te dará fuerza, purificará tu mente y te hará ganar nueva energía para la vida.

5. Sin colas para máquinas y gimnasio;)
En el bosque, a diferencia del gimnasio durante las horas pico, no es necesario hacer cola para las máquinas o saltarse algunos ejercicios debido al equipo ocupado. Tanto espacio en el bosque, tanto equipamiento. Hay suficientes caminos, claros y árboles para que todos puedan realizar un entrenamiento agotador y eficaz.

Entrenamiento en el bosque - ¿que entrenar?

1. Corriendo
Correr por el bosque es una gran idea. En primer lugar, el suave sendero del bosque evitará que sobrecargues tus articulaciones tanto como cuando corres sobre asfalto en condiciones urbanas. En segundo lugar, correr en el bosque será un desafío de entrenamiento adicional: tendrás que superar muchos obstáculos naturales, como ramas sobresalientes, colinas y otros terrenos irregulares. Y en tercer lugar, el bosque se caracteriza por el aire fresco, mucha vegetación y fluidos perfectos. Correr por el bosque puede incluso tener un efecto rejuvenecedor.

2. Marcha nórdica
La marcha nórdica en el bosque es una alternativa interesante a correr o simplemente caminar. ¡Caminar con bastones está hecho para tales condiciones! La elección de caminos en el bosque es enorme y cada uno tendrá un nivel de dificultad diferente.

3. Entrenamiento funcional
El entrenamiento funcional en el bosque es una gran idea. Este puede ser un simple entrenamiento de fuerza basado en patrones de movimiento básicos o un entrenamiento de resistencia más pesado en el que puede usar la naturaleza para hacer ejercicio. Las ramas, los tocones y los árboles caídos pueden ser un excelente equipo de entrenamiento en el que puedes levantarte, saltar obstáculos o hacer sentadillas.

4. Yoga
El yoga ya en su filosofía nos habla de la respiración, la paz y la lucha por el equilibrio, y mucho menos el yoga realizado en el bosque. Probablemente no haya mejor entorno para practicar yoga que la naturaleza. Este tipo de entrenamiento físico del Medio Oriente es una medicina para el cuerpo y el alma. La mayoría de las asanas se pueden realizar con éxito en el bosque sin necesidad de llevar una esterilla. Para aquellos que no quieren limitar su entrenamiento, incluso una manta fina metida en una mochila y extendida sobre hierba suave o musgo es suficiente.

5. ¡Recolectando Hongos! ;)
Puede que no sea una formación profesional, pero ¡qué tipo de esfuerzo tan maravilloso y útil! Especialmente en la temporada de otoño, podemos ir con éxito al bosque en busca de hongos, y recogerlos muchos kilómetros y realizar muchas sentadillas y curvas.

Entrenamiento en el bosque - use "accesorios" naturales y terreno

El entrenamiento en el bosque nos abre muchas oportunidades nuevas, y la naturaleza del esfuerzo está limitada solo por nuestra imaginación. Utilice bienes y obstáculos forestales naturales y cree equipos de entrenamiento a partir de ellos.

  • Rutas

Los caminos forestales se caracterizan por una gran variedad. Se pueden dividir en sinuosos, accidentados, boscosos, abiertos, etc. Esta característica hace que entrenar (especialmente correr) sea interesante para que cada vez que visites el bosque, tengas la oportunidad de probar algo nuevo.

Por ejemplo, los caminos sinuosos son perfectos para aquellos que quieren trabajar en la agilidad y correr enérgicamente. Los caminos del bosque llenos de baches están dedicados a los aficionados al entrenamiento de fuerza. No solo puedes correr sobre ellos, sino también hacer entrenamiento de fuerza o de intervalos.

Por otro lado, los caminos caracterizados por numerosos obstáculos serán una excelente forma de esfuerzo físico. Cada rama rota, arbusto o árbol caído puede ser un obstáculo interesante a evitar, donde hay saltos, sentadillas, curvas y flexiones para superarlos.

  • Árboles y tocones

Los árboles del bosque serán un excelente "equipo de entrenamiento" para ejercicios de fuerza. Puede levantarse de las ramas que sobresalen y realizar flexiones u otros ejercicios contra el tronco de un árbol. A su vez, los muñones truncados se pueden utilizar para varias sentadillas, peso muerto o curvas. También puede tratarlos como estepas y realizar un entrenamiento aeróbico en ellos trepando o saltando sobre ellos.

  • sierras

A menudo sucede que un bosque tiene una topografía muy interesante y variada. Numerosas colinas y colinas que se encuentran en él pueden aumentar efectivamente la efectividad del entrenamiento. Caminar por las colinas del bosque afectará perfectamente los músculos de las piernas y fortalecerá los ligamentos. Correr por colinas en el bosque también será una buena idea, especialmente cuando entrenamos para competencias de carrera que se llevan a cabo en zonas de montaña.

Entrenamiento en el bosque - reglas de seguridad

El entrenamiento en el bosque es completamente seguro, pero si no ejercemos la precaución y el sentido común, puede convertirse en una amenaza potencial para nosotros.

1. Cuidado con los animales
Los animales no son una amenaza para los humanos si tenemos cuidado y entendemos que nosotros, los humanos, somos huéspedes del bosque. El bosque es principalmente un hogar para animales y debemos respetar eso. Por esta razón, tenga cuidado de no correr en partes del bosque cubiertas de maleza, cerca de madrigueras y posibles hábitats de animales.

2. No vayas al bosque durante una tormenta
Entrenar en el bosque durante una tormenta es una muy mala idea. Los rayos y los rayos que caen sobre los árboles pueden ser una gran amenaza para nosotros. Además, si hay lagos o pantanos en la zona, el agua puede atraer una tormenta hacia ellos, y las ramas que se rompan por la tormenta pueden caer sobre nuestras cabezas y provocar un accidente grave. Es mejor quedarse en casa durante una tormenta.

3. No entrenes de noche o después del anochecer.
Entrenar en el bosque por la noche o después del anochecer es muy peligroso. En primer lugar, es más fácil lesionarse entonces, porque la visibilidad es mucho peor. En segundo lugar, los animales cobran vida por la noche y esto puede convertirse en una amenaza potencial para nosotros (especialmente cuando no podemos ver nada). El entrenamiento en el bosque por la noche solo es aplicable durante maratones nocturnos especialmente organizados.

Lea también: Correr de noche

4. Cuidado con el barro y los pantanos
Especialmente después de fuertes lluvias o tormentas eléctricas en el bosque, es fácil encontrar charcos y barro. Si no disponemos de botines, fácilmente podemos quedarnos atascados en ese terreno y torcernos el tobillo. También hay pantanos en el bosque que son mucho menos visibles que los charcos y, por lo tanto, aún más peligrosos. Por lo tanto, antes de ir a entrenar en el bosque, vale la pena revisar la zona por la que correremos.

5. Protéjase de las garrapatas
Como antes de cada viaje al bosque, recuerde acerca de la cobertura adecuada del cuerpo, preferiblemente pantalones largos, una blusa de manga larga, gorra o un sombrero en la cabeza. Utilice repelentes de garrapatas - repelentes adecuados - sustancias que contengan dietiltoluamida (DEET) que se rocíen sobre la ropa y la piel expuesta, excepto la cara. También puede probar con remedios naturales para las garrapatas. Cuando regrese a casa, asegúrese de inspeccionar cuidadosamente todo el cuerpo y agitar bien su ropa afuera.

6. Entrena en lugares que ya conoces
Vale la pena prepararse para entrenar en el bosque. Por tanto, antes de empezar a hacer ejercicio, debemos comprobar con antelación los lugares donde entrenaremos. Independientemente de si vamos a trotar en el bosque o al entrenamiento de fuerza, caminemos por los senderos y echemos un vistazo al área futura de nuestro entrenamiento.

Entrenamiento en el bosque: ¿cómo vestirse?

El atuendo para entrenar en el bosque depende del clima. Si está nublado y llueve, use una chaqueta impermeable pero ligera que no le permita sudar demasiado. Un sombrero también será útil para evitar escalofríos. Por otro lado, si hace buen tiempo, merece la pena ponerse ropa aireada en la que no nos sobrecalientemos.

Por otro lado, los zapatos para entrenar en el bosque deben ajustarse cómodamente al pie y tener una suela más gruesa con una pisada que no resbale en el suelo natural.

Si planeas entrenar más duro y correr por caminos menos despejados, usa ropa bastante gruesa y pantalones largos para protegerte la piel de las ramas y garrapatas que sobresalen.

Etiquetas:  Ejercicio Outfit-And-Accessories Nutrición