Entrenamiento funcional: que es y cuales son los beneficios del entrenamiento funcional

El entrenamiento funcional es un tipo de ejercicio intenso destinado al fortalecimiento muscular integral sin construir masa muscular. Consiste en imitar los movimientos que hacemos todos los días en las actividades habituales, pero a un ritmo más rápido y con muchas repeticiones. Compruebe qué beneficios puede obtener practicando fitness funcional.

Autor: thinkstockphotos.com ¿Qué es el entrenamiento funcional? Comprueba qué beneficios te puede aportar el entrenamiento funcional

El entrenamiento funcional, a diferencia de los ejercicios tradicionales en el gimnasio, se centra en imitar los movimientos que realizamos en la vida cotidiana. Gracias a esto, los grupos de músculos individuales trabajan juntos y aumentamos nuestra coordinación y flexibilidad. El entrenamiento funcional consiste en ejercicios similares a levantarse de la cama por la mañana, alcanzar algo, por ejemplo, alcanzar una batidora en el estante superior de la cocina, recoger y levantar objetos, saltar escaleras: esos son los movimientos más comunes que hacemos durante el día.

¿Cómo es el entrenamiento funcional?

El entrenamiento funcional solo parece fácil. De hecho, para que el esfuerzo tenga el efecto deseado, hay que imponer un ritmo de entrenamiento casi asesino. Los entrenadores funcionales recomiendan que haga ejercicios en series de 45 o 90 segundos. Hay un ejercicio por serie, que repetimos lo antes posible, y luego pasamos inmediatamente a la siguiente serie.

La variedad de movimientos es importante durante el entrenamiento funcional. Esto es ayudado por dispositivos adicionales disponibles en la mayoría de los gimnasios. Estos incluyen: mancuernas, balones medicinales, cintas, gomas, bolsas búlgaras, estepas, vallas, escaleras de coordinación y otros. Un equipo interesante que se utiliza a menudo durante el entrenamiento funcional es el llamado BOSU, una combinación de bola y estepa. Es una especie de cúpula neumática de base plana y rígida, sobre la que el alumno se ejercita como en una estepa, pero mantener el equilibrio es mucho más difícil en el caso del BOSU. El dispositivo se utiliza principalmente para ejercitar la coordinación y la necesidad de un equilibrio constante fortalece los músculos profundos.

Las ventajas del entrenamiento funcional

El entrenamiento funcional fortalece todo el cuerpo, pero no fortalece visiblemente los músculos. Gracias a la imitación de los movimientos que se realizan con frecuencia, el fitness funcional reduce el riesgo de lesiones en las actividades cotidianas y nos permite movernos con más confianza y eficacia. Debido a que combina varios tipos de movimiento simultáneamente, mejora la flexibilidad y la coordinación. Además, un ritmo rápido de ejercicio aumenta el rendimiento general del cuerpo y mejora la circulación sanguínea.

Una ventaja muy importante de esta forma de ejercicio es también el fortalecimiento de los músculos profundos, que a menudo descuidamos. Estos músculos son los encargados de mantener una postura adecuada y prevenir el dolor de espalda. Esto es especialmente importante para las personas que llevan un estilo de vida sedentario a diario. Su corsé muscular suele ser débil, por lo que a menudo se ven afectados por dolores, especialmente en la zona lumbar.

Lea también: Triatlón: un plan de entrenamiento de 6 semanas para deportistas aficionados BOSU - ¿qué es? Ejercicios de muestra con media pelota de equilibrio Ejercicios isométricos: entrenamiento de fortalecimiento muscular [ejercicios ejemplares]

Entrenamiento funcional: ¿dónde entrenar?

El entrenamiento funcional es una forma popular de actividad en la mayoría de los gimnasios. Al participar en estas clases, podemos estar seguros de que practicamos bajo la supervisión de un instructor capacitado que nos ofrecerá el plan de entrenamiento más efectivo y corregirá nuestros posibles errores. En el gimnasio también tenemos acceso a toda una gama de dispositivos que aumentan la efectividad de los ejercicios. A menudo, los entrenadores colocan una serie de equipos en el piso, y la tarea de los practicantes es moverse de una "estación" a otra, realizando cada serie en un dispositivo diferente cada vez.

El entrenamiento funcional también se puede realizar con éxito de forma independiente en casa o en el gimnasio. En este caso, es importante adherirse estrictamente a la técnica de realizar el ejercicio dado, para que nuestro esfuerzo no se desperdicie. Una técnica incorrecta puede reducir la eficacia del ejercicio y provocar una lesión.

Debido a la alta intensidad del entrenamiento funcional, los especialistas recomiendan no realizarlo más de tres veces por semana. Tal dosis de ejercicio debería traer rápidamente los resultados esperados y, al mismo tiempo, no sobrecargar el cuerpo.

Etiquetas:  Recreación Capacitación Ejercicio