Entrenamiento de crossfit en casa: las reglas más importantes para principiantes

Para muchas personas, el entrenamiento de crossfit en casa parece algo abstracto. Porque cómo practicar esta disciplina sin mucho espacio y una gama completa de equipamiento profesional. Pero, ¿y si, debido a la multitud de deberes diarios, no llegamos a un entrenamiento o un gimnasio? Para el entrenamiento de crossfit, definitivamente necesitas mucha fuerza de voluntad, un poco de espacio y una pizca de creatividad. A continuación se presentan algunos consejos sobre cómo realizar dicha capacitación.

1. Entrenamiento de Crossfit en casa, sin excusas

El principio que siguen los deportistas profesionales o entusiastas típicos es: "el entrenamiento se puede hacer en cualquier lugar". Para hacer lo que amas, no necesitas salas de formación especiales ni equipos profesionales. Todo está en tu cabeza y depende solo de ti. A la hora de apuntarte a clases en el gimnasio, no pensamos en posponerlas para otro día u hora. Esto es algo de arriba hacia abajo y nos estamos adaptando a ello. Debemos hacer lo mismo para los entrenamientos de crossfit en casa. Establezcamos un día de la semana y una hora específicos para que cada uno de los miembros del hogar lo sepa. Silenciamos el teléfono para que nadie nos distraiga durante el entrenamiento. Buscamos un lugar adecuado para hacer ejercicio, escribimos un plan de entrenamiento en una hoja de papel y nos ponemos manos a la obra.

2. Entrenamiento de Crossfit en casa: recuerde las reglas de salud y seguridad (importante)

La seguridad es primordial, así que téngalo en cuenta al prepararse para el entrenamiento. Elija un lugar adecuado para hacer ejercicio primero. Necesita unos pocos metros cuadrados de espacio libre que no serán utilizados por otros miembros del hogar durante su formación. La superficie sobre la que se ejercitará debe ser estable: un piso de madera o terracota será perfecto, por lo tanto, por ejemplo, es mejor enrollar y dejar a un lado las alfombras decorativas.

Cuando el lugar esté listo, concéntrate en el atuendo adecuado. El entrenamiento de Crossfit en casa no será muy diferente al de una caja, por lo que el atuendo también será muy similar. Calzado cómodo y estable, preferiblemente camiseta termoactiva y pantalón corto (preferiblemente leggings de mujer) que te permitan moverte con libertad.

Asegúrese de tener una toalla absorbente lista para limpiar el sudor.La humedad puede reducir la adherencia de la superficie a la superficie, lo que reducirá significativamente la seguridad y puede provocar lesiones.

3. Entrenamiento de Crossfit en casa: usted es su propio entrenador

Una de las ventajas de los entrenamientos organizados, por ejemplo en el gimnasio, es el hecho de que siempre hay un entrenador o líder que planifica el set por ti. Independientemente de si te apetece el ejercicio o no, entrenar es entrenar y tienes que hacerlo. En casa, la automotivación debe estar al más alto nivel para que seas el mejor entrenador para ti.

No intente ser demasiado ambicioso: planifique un ejercicio que sepa que funcionará. El fracaso es desmotivador y este no es el objetivo de estar deprimido. Es mejor aumentar la intensidad que bajarla. Dedique una noche libre a la semana (por ejemplo, el domingo) para programar todas las actividades para la próxima semana o dos, y sígalas con diligencia.

Esto te será útil

Box de Crossfit: un lugar para el entrenamiento de crossfit. Los boxes se caracterizan por contar con personal profesional (formación crossfit certificada) y una gran cantidad de equipamiento. Las sesiones de entrenamiento en grupo se llevan a cabo varias veces al día, a menudo divididas según el grado de dificultad.

Lea también: 7 reglas del entrenamiento crossfit Almuerzo dietético hasta 500 kcal - 7 deliciosas sugerencias Consejos de Crossfit y kit de ejercicios para principiantes

4. Entrenamiento de Crossfit en casa: calentamiento y estiramiento después del entrenamiento.

Cada entrenamiento, ya sea en casa o en el gimnasio, debe incluir unos minutos de calentamiento y un momento para relajar los músculos después del ejercicio. El calentamiento no debe exceder los 10 minutos y no debe ser demasiado pesado para el cuerpo. Por un lado, la preparación para un crossfit típico debe involucrar los músculos que se utilizarán intensamente durante el entrenamiento adecuado, pero también mejorar la movilidad de las articulaciones. Tal combinación mejorará la eficiencia del cuerpo y reducirá la posibilidad de sufrir una lesión.

Para no perder ninguna parte del cuerpo, comience a calentar desde las piernas, yendo hacia la cabeza o viceversa. Usted decide si el calentamiento será más estático o dinámico. Recuerde comenzar lentamente y aumentar la intensidad gradualmente sin sobrecargar las partes "frías" del cuerpo. Sentadillas, saltos (con dos o una pierna) o balanceo de brazos en varios planos son solo algunas de las posiciones universales de un buen calentamiento.

Después de un entrenamiento intensivo, cuando la frecuencia cardíaca supera significativamente la normal y los músculos comienzan a doler, debemos hacer unos minutos de estiramiento o la llamada fase de enfriamiento. Debemos recordar que el cuerpo necesita unos minutos para pasar de la fase de ejercicio intenso a la fase de calma.

Al estirar, tampoco debemos omitir ninguna parte de los músculos. Recuerde que solo estiramos los músculos, nunca las articulaciones, ya que esto puede provocar su tensión y daño. Lo mínimo que debes hacer durante la fase posterior al entrenamiento es caminar hasta que tu frecuencia cardíaca se estabilice.

5. Entrenamiento de Crossfit en casa: lo que necesitas

Lo que se necesitará para el entrenamiento de crossfit en casa depende solo de las posibilidades financieras y el ingenio. Para su propia comodidad, el ejercicio debe realizarse con un atuendo deportivo, con la misma ropa que se usa para el gimnasio o las clases de fitness. Eso sí, no debemos olvidarnos de las zapatillas, porque nos aportarán una tracción y seguridad adecuadas.

Al planificar los ejercicios en posición acostada, podemos usar una toalla de baño o una colchoneta de ejercicios, esto aumentará la comodidad del entrenamiento y evitará rastros de humedad en el piso. Todas las cosas adicionales que podemos usar durante el entrenamiento dependen de lo que ya tenemos. Por lo general, todos tienen una mancuerna, pesas rusas o una pelota de fitness escondida en algún lugar. Incluso una vieja cuerda para saltar o una barra de dominadas, que lleva años colgando, te ayudarán a diversificar tu entrenamiento y aumentar la variedad de ejercicios. Las personas creativas, por otro lado, pueden fabricar el equipo ellos mismos. Podemos llenar las botellas de agua mineral con agua o arena; las más pequeñas serán el equivalente a mancuernas, y la botella grande de 5 litros actuará como pesa rusa.

Etiquetas:  Nutrición Recreación Ejercicio