GIMNASIO PARA MUJERES: el lugar perfecto para hacer ejercicio

¿Cuáles son los beneficios de hacer ejercicio en el gimnasio? Una silueta armoniosa y un cuerpo firme no son los únicos beneficios del entrenamiento. Gracias a los ejercicios con máquinas, mejorarás tu forma, acelerarás tu metabolismo y te protegerás de la osteoporosis.

¿Crees que el gimnasio no es para ti porque lo asocias con un esfuerzo extenuante, pesos pesados ​​y músculos sobredesarrollados? Los entrenadores refutan estos mitos y convencen de que este es el lugar perfecto para todos. Los jóvenes, los con sobrepeso y los que no se han entrenado durante mucho tiempo, ¡e incluso las personas mayores pueden hacer ejercicio! Porque hacer ejercicio con dispositivos es seguro y eficaz. Y no tienes que preocuparte por convertirte en un culturista, simplemente es imposible hacer ejercicio recreativo.

Gimnasio de mujeres: ventajas

En el gimnasio, como en cualquier otro lugar, puede trabajar en partes del cuerpo seleccionadas, lo que le permite modelarlas muy bien. Gracias a esto, la silueta se vuelve más proporcional. Esta es una ventaja para las damas.

Lea también: Efectos de giro: ¿Cuántas calorías puede quemar en una bicicleta estática? Gimnasio: Plan de entrenamiento para principiantes para mujeres 5 consejos para hacer ejercicio en el GYM

Pero todos se benefician del entrenamiento de fuerza, porque el entrenamiento con máquinas mejora la fuerza y ​​la flexibilidad de los músculos y tendones, lo que protege contra las lesiones. Por lo tanto, se recomienda entrenar en el gimnasio para todos los que comienzan su aventura con el deporte, así como para quienes practican formas de actividad nocivas, por ejemplo, juegos de equipo, squash.

Ver también: Video de entrenamiento con una pelota de fitness

Los ejercicios sistemáticos de soporte de peso mejoran la eficiencia general del cuerpo y aceleran el metabolismo. También previenen la osteoporosis. Esto se debe a que los huesos, como los músculos, se fortalecen en respuesta a la presión, es decir, la carga externa que les aplicamos durante el ejercicio. Por lo tanto, el entrenamiento de fuerza está indicado para personas mayores, así como después de lesiones. Es importante destacar que los dispositivos utilizados para el entrenamiento tienen su origen en los equipos de rehabilitación: están construidos de tal manera que fuerzan el movimiento adecuado por sí mismos, por lo que es una forma segura de actividad incluso para principiantes.

Gimnasio de mujeres: primer entrenamiento

Antes de comenzar a hacer ejercicio, el entrenador le preguntará sobre los objetivos que desea alcanzar (por ejemplo, quemar grasa, fortalecer los músculos), estado de salud, enfermedades o lesiones. Luego creará un plan de formación para las próximas semanas, que llevarás a cabo por tu cuenta bajo la supervisión de un instructor.

Las clases incluyen un calentamiento en dispositivos cardiovasculares (por ejemplo, una cinta de correr), una parte de fortalecimiento (ejercicios para grupos de músculos individuales) y una parte final (entrenamiento cardiovascular). Es bueno realizar algunos entrenamientos individuales al principio. Luego, el entrenador trabaja solo con usted: crea un plan de ejercicio individual, explica cómo usar los dispositivos, selecciona la carga y supervisa la precisión y efectividad del entrenamiento.

Después de algunas lecciones, puede practicar por su cuenta. Si desea obtener resultados, entrene al menos 2-3 veces a la semana durante aproximadamente una hora.

Ver también: Primer entrenamiento en el gimnasio: por dónde empezar

¿Con qué ejercicios empezar?

Importante: Inicialmente, realice los ejercicios presentados en la serie 1–2 y la serie 4–5. agregue otra serie de entrenamiento (objetivo 3-4 series). Tome descansos breves entre los ejercicios hasta que su respiración sea uniforme. Las personas duras pueden practicar circunferencialmente, es decir, sin tomar descansos entre ejercicios sucesivos, pero solo después de todo el circuito (1 circuito es 1 serie). Seleccione la carga para que se sienta bien la última repetición.

Piernas fuertes: siéntese en el asiento, apoye las piernas en la plataforma. Empuje el peso hacia adelante con las piernas, luego doble las rodillas mientras acerca la plataforma a usted. Repite de 15 a 20 veces al mismo ritmo. Nota: Al colocar los pies paralelos, los cuádriceps, bíceps, músculos de los muslos y glúteos funcionan de manera más eficiente; cuando los pies están hacia afuera, fortaleces los músculos aductores de los muslos.

Muslos y glúteos firmes: Acuéstese sobre el dispositivo, meta los pies debajo del rodillo. Luego, doblando las piernas, acerca los pies a los glúteos, mantén el segundo más tenso, relaja los músculos y baja las piernas. Repite de 15 a 20 veces.

Respaldo fuerte: agarre la barra ligeramente por encima del ancho de las articulaciones de los hombros y luego siéntese en el asiento del dispositivo. Mientras tira de la barra hacia el esternón, exhale al mismo tiempo. Repite 15 veces.

Etiquetas:  Nutrición Ejercicio Outfit-And-Accessories