Reducción: 8 errores que ralentizan la reducción de grasa

La reducción es un tema que todavía causa muchas dificultades a los alumnos. La reducción de grasa realizada correctamente no debe causar ningún daño a la salud. En la búsqueda de una figura perfecta, a menudo nos olvidamos de ella. Durante la reducción, cometemos muchos errores que no solo dificultan la quema de grasas, sino que también tienen un efecto muy negativo en nuestra salud. Compruebe cuáles son los errores de reducción más comunes y aprenda qué hacer para que la reducción de grasa sea efectiva y segura para su salud.

La reducción de grasa es un tema en torno al cual han surgido muchos mitos. Entrenamiento diario, inanición, eliminación completa de carbohidratos y grasas, falta de sueño, falta de descanso: estos son solo algunos de los muchos errores que se cometen en la reducción como resultado del desconocimiento de sus principios. Los cortadores a menudo están cegados por su objetivo, sin tener en cuenta las consecuencias para la salud. Recuerde siempre que el deporte es salud, no compulsión, ya sea a la hora de ganar masa o reducir peso. Se supone que el esfuerzo físico nos ayuda, trae alegría en la vida y es una fuerza motriz para lograr los objetivos de la vida. La búsqueda de una figura perfecta para la reducción a menudo oscurece los aspectos positivos de la práctica de deportes y perjudica la salud. ¡Porque la actitud "cuanto más mejor" no acelera la reducción de grasa! El cuerpo exhausto y descuidado se rebela y el peso se detiene.

Descubra los 8 errores que ralentizan la reducción y descubra cómo prevenirlos.

Error 1: eliminar demasiado las calorías de su dieta

Cuando nuestro objetivo es reducir la grasa, a menudo llegamos a la conclusión errónea de que solo eliminando las calorías de la dieta obtendremos resultados visuales satisfactorios. ¡Nada podría estar más equivocado! La comida que nos proporcionamos acelera nuestro metabolismo, gracias a lo cual reducimos la grasa más rápidamente. Por supuesto, para perder peso, debe tener un balance calórico negativo, pero NOTA: esto no significa que tenga menos calorías en su dieta. Podemos comer de manera inteligente, proporcionarnos comidas saludables y, si entrenamos adecuadamente y aceleramos nuestro metabolismo con los productos adecuados, nuestro equilibrio se volverá negativo.

Reducir demasiado las calorías ralentizará la reducción de grasa. La causa no será solo un metabolismo más lento. El aporte calórico insuficiente provoca un estrés enorme en el cuerpo, y el aumento del nivel de cortisol tiene un impacto negativo en la construcción de masa muscular y la reducción de grasa. Tampoco es difícil dañar el sistema endocrino y las mujeres están particularmente expuestas a él. Demasiado poco suministro de calorías interrumpe el funcionamiento de todo el cuerpo, y la inanición a largo plazo por reducción puede causar efectos negativos irreversibles en la salud de nuestra economía hormonal.

Asegúrese de marcar >> Fórmula para BMR y CPM, o cómo calcular su requerimiento calórico diario

Error 2: comidas irregulares y hambre

Es importante comer con regularidad y consumir comidas saludables ricas en macronutrientes como carbohidratos complejos, proteínas, ácidos grasos insaturados y fibra. Como regla general, entrenamos en la reducción con más frecuencia y de manera más intensa, y durante un mayor esfuerzo físico, el cuerpo pierde nutrientes valiosos, como p. Ej. Vitaminas B y vitaminas liposolubles: A, D, E.

Para no arruinar tu salud, debes seguir una dieta equilibrada. Si queremos reducir la grasa de manera efectiva, debemos recordar las comidas regulares. Lo mejor es comer cada 3 horas, porque así no permitimos el hambre y el metabolismo lento. Además, cuando no comemos con regularidad y nos morimos de hambre, nuestro cuerpo activa un modo de ahorro de energía y almacena grasa en nuestros tejidos. Para mantener la masa muscular y provocar la pérdida de grasa, debemos comer con regularidad durante la reducción y no morir de hambre.

Lea también: Entrenamiento para la reducción de grasa Entrenamiento aeróbico o anaeróbico: ¿cuál elegir? Cócteles adelgazantes: recetas para batidos dietéticos de frutas y verduras

Error 3: agua insuficiente o riego inadecuado

Una adecuada hidratación del cuerpo debe ser la base de toda persona que entrena, especialmente si su objetivo es reducir. El agua es el transportador de los nutrientes más importantes. A menudo sucede que lo olvidamos. Cuando estamos en reducción, perdemos mucha agua durante el entrenamiento intenso de fuerza y ​​aeróbico. Entonces debemos recordar acerca de la hidratación adecuada durante y después del entrenamiento. La cantidad óptima de agua que debemos aportarnos durante el ejercicio es de 0,5 litros, pero depende del tipo e intensidad del ejercicio.

Vale la pena recordar que el cuerpo usa aproximadamente 1 litro de agua por hora. Y aquí viene otro tema importante, que es el hábil riego sobre la reducción. El agua debe beberse con regularidad, en pequeñas cantidades y con frecuencia. Si de repente bebemos una botella de agua después del entrenamiento, no hidrataremos el cuerpo, sino que solo pondremos mucha tensión en nuestro sistema urinario.

Antes de comenzar a complementarnos, vale la pena comenzar con la hidratación del cuerpo, porque cuando no bebemos suficiente agua, nuestro cuerpo no absorberá adecuadamente los nutrientes y no los transportará a los músculos.

Importante

Error 4: demasiado entrenamiento

A la hora de perder peso, es recomendable aumentar el número de unidades de entrenamiento para acelerar la reducción de grasa. Desafortunadamente, algunos lo interpretan con demasiada franqueza y exageran mucho con el entrenamiento, ¡aumentando su número hasta 6 o 7 por semana! Esto ejerce una presión extremadamente pesada sobre nuestro cuerpo, dejando efectos negativos duraderos en nuestro sistema nervioso y funciones corporales básicas.

Compruebe: ¿Cómo perder peso en una semana? ¿Cuántas libras puedes perder en una semana?

Demasiado entrenamiento de reducción puede llevar a la ruina de nuestro sistema endocrino, lo que a su vez afectará negativamente los procesos metabólicos, la reducción de grasa y los efectos del entrenamiento. El cuerpo sobrecargado no tendrá la fuerza para regenerarse y nuestros músculos se construyen durante el descanso. Además, los ejercicios de reducción demasiado frecuentes pueden resultar en una menor efectividad durante el entrenamiento, porque simplemente puede que no tengamos la fuerza suficiente para realizarlos correctamente. Es mucho más fácil entonces arriesgarse a sufrir una lesión.

Al entrenar con demasiada frecuencia, perturbamos el buen funcionamiento del organismo, lo que conlleva muchas consecuencias para la salud, como estrés, insomnio, enfermedades de las glándulas suprarrenales, problemas con la glándula tiroides, anemia. El equilibrio y el sentido común son los más importantes para lograr objetivos de entrenamiento satisfactorios, incluso para la reducción.

Error 5: centrarse solo en el entrenamiento de fuerza

Durante la reducción, no debe renunciar al entrenamiento de fuerza. Al contrario, son absolutamente deseables. Se recomienda entonces entrenar como cuando se construye masa muscular, utilizando cargas pesadas. La diferencia debería ser reducir el tiempo de recuperación entre series y aumentar el número de ejercicios aislados.

Al reducir, recuerde moverse mucho y busque oportunidades para moverse a todas partes. Entrenar solo con la fuerza puede traer efectos de pérdida de peso insatisfactorios.

Sin embargo, es muy importante durante la reducción realizar sesiones de entrenamiento adicionales que aceleren la quema de grasa. El entrenamiento de fuerza en sí mismo es, por supuesto, muy beneficioso, ya que estimula su metabolismo y desarrolla músculo al tiempo que reduce la grasa. Sin embargo, un elemento muy importante del entrenamiento de reducción es el ejercicio aeróbico.

Es mejor hacer ejercicio aeróbico después de terminar el entrenamiento de fuerza, porque entonces su cuerpo extraerá su energía directamente de los ácidos grasos libres. Si recordamos el entrenamiento de fuerza, el esfuerzo aeróbico o anaeróbico adicional, en forma de intervalos, no causará pérdida de masa muscular, sino que solo ayudará a reducir la grasa.

Etiquetas:  Nutrición Outfit-And-Accessories Capacitación