Influencia positiva de los entrenamientos (actividad física) en la psique y el bienestar

El entrenamiento regular tiene el mismo efecto en el cuerpo y la psique. Cada esfuerzo que dure al menos 30 minutos aumenta la producción de endorfinas, hormonas responsables del bienestar, la autosatisfacción y una visión positiva del mundo. Si se siente deprimido, estresado y sin confianza todos los días, ¡comience a hacer ejercicio!

Cuando empezamos a entrenar, muchas veces no nos damos cuenta de que además de tener un efecto positivo en el aspecto de la figura, el ejercicio físico repercute en nuestro bienestar. El ejercicio inicia una serie de procesos en el cuerpo que ayudan a mantener una buena condición mental: oxigena el cerebro, alivia la tensión y mejora la circulación sanguínea. Por eso, después del entrenamiento, tenemos una sensación de tiempo bien invertido y, a pesar del cansancio, no falta la motivación para realizar las tareas diarias.

Descubra cómo el entrenamiento físico puede ayudarlo a combatir el estrés, la fatiga y las emociones negativas.

El ejercicio te da una sensación de felicidad

Cualquier tipo de esfuerzo que dure al menos 30 minutos desencadena la producción de endorfinas. Estas son hormonas endógenas, es decir, hormonas producidas por el cuerpo que evocan un sentimiento de felicidad, satisfacción y euforia. Se ha demostrado que actúan sobre los mismos receptores del cerebro que las sustancias sintéticas suministradas desde el exterior, como la morfina. Por tanto, las endorfinas son una especie de fármaco natural que mejora el estado de ánimo y alivia las sensaciones de dolor.

Los síntomas de "subidón" de endorfinas se pueden ver principalmente en corredores de larga distancia. Incluso tiene un nombre: la euforia del corredor. Este estado no solo es agradable, sino que también permite cubrir distancias asesinas de hasta 100 km. Sin endorfinas y su efecto analgésico, un esfuerzo tan extremo no sería posible.

Lea también: ¿Eres individualista? ¡Aquí tienes 7 entrenamientos que se adaptan a tu personaje! Elija ACTIVE REST para usted: marcha nórdica, caminar, trotar, andar en bicicleta Entrenamiento relajante: 6 ejercicios para restaurar su equilibrio interior

El ejercicio alivia el estrés y las emociones negativas

Debido al ritmo de vida, casi todos estamos expuestos al estrés todos los días. Puedes vivir con él, pero tarde o temprano se manifestará en forma de insomnio o arrebatos incontrolados de agresión. El ejercicio es una forma eficaz de combatir los efectos negativos del estrés. Dependiendo de nuestro temperamento y temperamento, los ejercicios dinámicos o calmantes pueden ayudar. Algunas personas seguramente se sentirán mejor después de un entrenamiento de fuerza, correr o hacer kickboxing, lo que les permitirá cansarse y así soltar la ira acumulada. Para otros, una sesión relajada de yoga o pilates, donde relajarse, calmarse y recuperar el equilibrio interior, será más eficaz.

El ejercicio te permite descansar

Pasando nuestro tiempo libre tumbados en el sofá, no le damos al cuerpo la oportunidad de recuperar fuerzas. Sobre todo si trabajamos en un escritorio todos los días y nos movemos muy poco. Entonces la mejor forma de descanso es ... el deporte. Paradójicamente, el esfuerzo físico elimina la fatiga y aporta energía. Esto se debe a que el ejercicio estimula la circulación y una mejor circulación significa que llega más oxígeno a todas las células del cuerpo. Como resultado, el cerebro, los músculos y los órganos internos funcionan de manera más eficiente y no nos sentimos cansados.

La mejor forma de descanso activo son los ejercicios cardiovasculares moderados: marcha nórdica, marcha, ciclismo, bicicleta elíptica. No sobrecargan los músculos y al mismo tiempo aumentan la resistencia general del cuerpo.

El entrenamiento regular aumenta la autoestima

Una mayor autoestima tiene un efecto positivo en las actitudes hacia el mundo y hacia otras personas. La falta de autoaceptación es a menudo la causa de numerosos problemas psicológicos: depresión, ansiedad, trastornos del sueño y trastornos alimentarios. Estos, a su vez, hacen que nos disgustemos aún más. El entrenamiento regular puede ayudar a romper el círculo vicioso y hacernos ver la realidad de manera más positiva. El solo hecho de que intentemos cambiar nuestra apariencia y hacer algo es refrescante. Ver cómo cambia nuestro cuerpo y el peso disminuye de forma sistemática nos motiva a trabajar aún más.

Mientras estemos motivados para hacer ejercicio, el efecto final del entrenamiento puede curarnos de nuestros complejos de una vez por todas y hacernos creer en nosotros mismos.

Etiquetas:  Outfit-And-Accessories Nutrición Adelgazar