Colchoneta de ejercicios: ¿cómo elegir la mejor?

La colchoneta de ejercicios garantiza comodidad y seguridad durante el entrenamiento. Es insustituible en el caso de ejercicios de fitness populares, así como yoga y pilates. Nuestro guía te indicará cómo elegir una colchoneta adaptada a tu disciplina deportiva.

Autor: JOY in me

Antes de comprar, vale la pena echar un vistazo más de cerca a los tipos de alfombrillas para que puedas elegir la que más te convenga. Es mejor invertir en un buen tapete, ya que entrenar en un piso o alfombra resbaladizo puede representar un riesgo de lesiones o causar abrasiones dolorosas.

Tipos de colchonetas de ejercicio

Las siguientes alfombrillas están disponibles en el mercado:

  • de protección: se utilizan para estabilizar equipos deportivos, por ejemplo, algunos equipos de fuerza, bicicletas estáticas, elípticas. Cuando se colocan debajo del equipo, tienen un efecto antideslizante. Protegen el suelo de arañazos y amortiguadores de ruidos.
  • entrenamiento: el más universal, destinado principalmente al entrenamiento físico, pilates y aeróbicos. Protegen contra abrasiones y magulladuras, evitan resbalones y aíslan contra superficies frías. La mayoría de las veces están hechos de espuma sintética, neopreno.
  • gimnasia: colchones grandes y gruesos, un elemento indispensable del equipo para los gimnasios escolares. Se utiliza durante ejercicios de rehabilitación, correctivos y acrobáticos.
  • colchonetas de yoga: el tipo más delgado de colchonetas, su grosor varía de 2,5 a 3,5 mm. Especialmente diseñado para el entrenamiento de yoga. Protegen principalmente contra resbalones durante el ejercicio.
  • Tapetes de tatami: tapetes japoneses tradicionales, anteriormente hechos de paja, hoy hechos de materiales sintéticos duraderos. Diseñado para judo, karate, jiu-jitsu y otros entrenamientos de artes marciales.

Alfombrillas de entrenamiento: ¿a qué prestar atención al comprar?

El tipo de colchoneta más popular son las colchonetas de entrenamiento destinadas al fitness. Utilizados tanto en casa como en gimnasios, son los más universales. Por lo general, vienen en dos tamaños: 200x100 cm y 200x120 cm, también pueden ser más pequeños (por ejemplo, 50x140 cm). Tienen de 5 a 6 mm de espesor. La esterilla que elijamos depende del tipo de ejercicios que realicemos, sobre todo de su intensidad.

Al comprar, vale la pena prestar atención a las siguientes características de las alfombrillas de entrenamiento:

  • grosor: las esteras delgadas son adecuadas para ejercicios recreativos ligeros. Las colchonetas más gruesas demostrarán su valía en el caso de entrenamientos de fitness más intensos y ejercicios que requieran una mayor amortiguación. Vale la pena señalar que no solo el grosor es importante, sino también la densidad del material del que está hecha la alfombra. Los parámetros óptimos le permitirán realizar ejercicios cómodamente en posición supina, sobre el estómago o la espalda y los costados, o en posición de rodillas. Se puede llevar una colchoneta de buena calidad en la espalda al parque y usarla para hacer ejercicio, o simplemente sentarse en ella y relajarse.
  • dimensiones de la colchoneta: es mejor que todo nuestro cuerpo se acueste sobre la colchoneta durante el ejercicio, por lo que su longitud es igual a nuestra altura.
  • Flexibilidad: el tapete debe enrollarse fácilmente, por lo que se puede almacenar o transportar cómodamente. La esterilla flexible es fácil de poner en una bolsa o mochila y llevar al entrenamiento. La alfombra no debe romperse, ya que se daña fácilmente en poco tiempo.
  • material: una alfombra de fitness debe estar hecha de material duradero y ecológico que sea fácil de limpiar, en el que no crezcan bacterias, hongos y moho. Las alfombrillas suelen estar en el suelo, por lo que se ensucian fácilmente y entran en contacto con el sudor humano, por lo que es mejor si están hechas de un material que se pueda lavar en una lavadora.
  • agarre: las buenas alfombrillas se caracterizan por un alto grado de adherencia al suelo, lo que aumenta la seguridad durante el entrenamiento, especialmente aquellos intensos que requieren movimientos dinámicos y cambios rápidos de posición. Algunos tienen una banda de rodadura con un patrón de espiga en la parte inferior, lo que significa que la alfombra no cambia de posición y no se enrosca en los bordes.
  • precio: este es un factor no menos importante que los demás, y para muchos compradores será el criterio más importante para elegir una colchoneta de fitness. Sin embargo, vale la pena tener en cuenta el hecho de que una alfombra de buena calidad nos servirá durante años. Por eso, vale la pena invertir en un producto de buena reputación para disfrutarlo todos los días.
  • accesorios - una solución muy práctica en tapetes son puños, cinturones - facilitan el transporte y evitan que el tapete se desenrolle.
Vale la pena saberlo

¿Qué características debe tener una buena colchoneta de entrenamiento?

  • universal y práctico: debe ser adecuado para varios tipos de ejercicios, tanto de desarrollo general como de yoga o Pilates;
  • fácil de usar, fácil de enrollar, con correas adicionales que evitan que se despliegue;
  • fácil de limpiar, preferiblemente con una superficie lisa y que se pueda lavar en la lavadora;
  • ecológico: lamentablemente el 95% de las alfombrillas en el mercado están hechas de PVC, que se descompone durante cientos de años y ensucia nuestro medio ambiente. Al comprar algunas alfombrillas baratas a lo largo de su vida, aceleramos la basura en el mundo. Las alfombrillas de goma son biodegradables y respetuosas con el medio ambiente; esta es la mejor solución posible;
  • estética: si invierte en una alfombra, vale la pena elegir una que sea simplemente bonita y cuya apariencia también lo motive a hacer ejercicio. Las colchonetas para ejercicios vienen en muchos colores y diseños, el que elija dependerá de su carisma, temperamento, preferencias y el tipo de disciplina que esté practicando.
Etiquetas:  Capacitación Nutrición Adelgazar