L-arginina: ¿vale la pena tomar suplementos de arginina?

La L-arginina se anuncia como una sustancia que aumenta la eficiencia del cuerpo y mejora la capacidad para hacer ejercicio. Sin embargo, los estudios no han demostrado el efecto de la suplementación con arginina a largo plazo para mejorar la eficiencia del cuerpo y mejorar el rendimiento deportivo. Entonces, ¿vale la pena usar suplementos de l-arginina? ¿Qué efectos puede obtener y qué efectos secundarios causa el exceso de arginina?

La L-arginina es uno de los aminoácidos endógenos (producidos en el cuerpo) o exógenos (suministrados con los alimentos). A veces también se le llama un aminoácido relativamente exógeno y, en el caso de deficiencias en el cuerpo, debe suministrarse desde el exterior.

Más información sobre otros aminoácidos: Aminoácidos: clasificación, propiedades y fuentes en los alimentos

Un solo uso de una dosis alta de L-arginina da resultados visibles, pero la suplementación a largo plazo de este aminoácido no trae ningún efecto positivo, por el contrario, puede ser dañino.

L-arginina: efectos en el cuerpo

La L-arginina es un precursor (una sustancia que acompaña a la primera etapa de la reacción química) del óxido nítrico, que tiene un efecto positivo en el organismo. El óxido nítrico hace que los músculos lisos se relajen, lo que reduce la presión arterial y el riesgo de un ataque cardíaco. También aumenta la resistencia del cuerpo y mejora la efectividad del esfuerzo físico.

La L-arginina es un poderoso antioxidante: reduce la cantidad de radicales libres en el cuerpo y retrasa el proceso de envejecimiento.

Además, la L-arginina acelera la cicatrización de heridas, hematomas y quemaduras, regula la acción de la hormona del crecimiento, la insulina y el glucagón. Es un poderoso antioxidante, gracias al cual reduce la cantidad de radicales libres en el cuerpo, reduciendo así el riesgo de enfermedades de la civilización y retrasando el envejecimiento.

La L-arginina tiene un efecto protector sobre el hígado, los riñones y el sistema nervioso. Limpia estos órganos de amoníaco, protegiendo a las personas que soportan un gran esfuerzo físico contra la aparición de enfermedades graves.

L-arginina en los alimentos

La L-arginina se encuentra comúnmente en los alimentos. Lo podemos encontrar dondequiera que haya proteínas.

Los productos particularmente ricos en este aminoácido incluyen: requesón, leche, yogur, ternera, cerdo, carne de ave, salmón, atún, fletán, productos de cereales, almendras, semillas de girasol, soja, lentejas, huevos.

L-arginina y deportistas

La L-arginina se anuncia como un suplemento dietético que mejora la capacidad de ejercicio y aumenta la síntesis de proteínas. Y los fabricantes de suplementos sugieren que la l-arginina acelera la regeneración del cuerpo después del entrenamiento y aumenta la masa muscular.

Sin embargo, los estudios realizados entre atletas demuestran la falta de influencia de la L-arginina en la potencia, la fuerza, la masa muscular y la absorción máxima de oxígeno. Los resultados de estudios realizados por científicos de Taiwán, que evaluaron el efecto de la suplementación con 10 mg de l-arginina sobre la masa muscular y la resistencia del cuerpo, indican que esta sustancia no tiene ningún efecto sobre la síntesis de proteínas y la masa muscular.

Lea también: Suplementos previos al entrenamiento: acción y efectos secundarios Dopaje legal: formas naturales de aumentar la eficiencia y mejorar ... Beta alanina: acción, dosis y efectos del uso del suplemento

La suplementación a corto plazo con l-arginina tampoco causa vasodilatación y no mejora la eficiencia del esfuerzo físico.Y los investigadores de la Universidad Federal de Río de Janeiro prueban que el suministro de este aminoácido en la cantidad de 8 g por día durante 10 días no aumenta la fuerza muscular y afecta el cambio en la composición corporal.

Los estudios realizados en las décadas de 1970 y 1980 entre personas que practican deportes de fuerza indican el efecto beneficioso de la suplementación con arginina para aumentar la masa muscular y la fuerza, así como acelerar la regeneración del cuerpo después del ejercicio y reducir los signos de fatiga. Sin embargo, estos estudios no compararon los resultados con el grupo de control de placebo, por lo que es difícil evaluar el efecto real de la arginina sobre estos parámetros.

Por el contrario, los estudios más recientes realizados entre jugadores de judo calificados no encontraron el efecto de una mayor cantidad de arginina sobre la potencia y la capacidad anaeróbica, y la concentración de óxido nítrico. Tampoco hubo efecto de la l-arginina sobre la mejora de la resistencia y el rendimiento de los atletas de resistencia. Por otro lado, la administración de arginina durante 3 meses resultó en una disminución en la frecuencia cardíaca, consumo de oxígeno y dióxido de carbono en respuesta al esfuerzo físico.

L-arginina: efectos secundarios

La suplementación con L-arginina a largo plazo es peligrosa para su salud. Demasiada L-arginina provoca la producción de cantidades excesivas de óxido nítrico, lo que modifica sus efectos beneficiosos. Conduce a un aumento de la presión arterial, reduce la elasticidad de las paredes de los vasos sanguíneos, hipertrofia del ventrículo izquierdo, reduce la eficiencia del músculo cardíaco y aumenta el riesgo de ataques cardíacos. Las cantidades excesivas contribuyen a reducir la resistencia a las infecciones, la fibrosis renal, agravar los problemas gástricos y causar sequedad en la piel.

L-arginina: dosis aceptables

Se recomienda que la ingesta diaria de L-arginina por parte de personas sanas esté en el rango de 4 a 6 g por día. Se estima que el consumo de este aminoácido con la dieta es de 3-6 g por día, por lo que cubre el requerimiento diario de este aminoácido.

Suplementos con L-arginina

El mercado incluye tanto suplementos que contienen solo L-arginina o alfa-cetoglutarato de arginina, como también están enriquecidos con vitaminas y minerales. Los fabricantes de suplementos recomiendan tomar arginina antes y después del entrenamiento y antes de acostarse. Las dosis recomendadas por los productores oscilan entre 3 y 15 g por día. Por lo tanto, son varias veces más altas que el consumo diario seguro para personas sanas.

Etiquetas:  Recreación Nutrición Outfit-And-Accessories