Ejercicios para ayudar a recuperarse de una ruptura

En lugar de llorar después de separarse de su novio y sentarse en casa a atiborrarse de dulces con desesperación, ¡es mejor que haga un ejercicio adecuado! Tu estado de ánimo mejorará no solo gracias a las endorfinas después del ejercicio, sino también porque verás en el espejo lo bonitos que quedan tú y tu figura.

Sucedió, te separaste. Ciertamente es difícil para ti y sientes que todas las emociones negativas se turnan: ira, frustración, impotencia, miedo, odio, tristeza. Te gustaría encontrar una salida para estas emociones, vivir y ganar nueva energía, pero simplemente no sabes qué hacer contigo mismo. ¡Sabemos! Empiece a hacer ejercicio.

Romper el entrenamiento puede parecer ridículo al principio: ¿cómo se está derrumbando mi mundo y se supone que debo hacer ejercicio ahora? ¡Así!

El ejercicio físico te ayudará a relajarte, olvidarte de las experiencias deprimentes, volver a creer en tus habilidades y hacer que tu cuerpo sea más delgado e incluso más atractivo. No retrocederás en el tiempo, y preocuparte solo te hará perder fuerzas. ¡Solo tienes el aquí y ahora, así que desdobla el tapete y date la oportunidad de sentirte mejor con nuestro entrenamiento perfecto después de tu ruptura!

Entrenamiento de ruptura - los mejores ejercicios

El entrenamiento posterior a la ruptura debe cumplir varias condiciones: para fortalecerlo mental y físicamente, calmar sus nervios perturbados y relajar su cuerpo tenso, y hacer que se sienta mejor en su cuerpo. Para este propósito, el entrenamiento de fuerza funcionará, ¡ya que combinará todas estas pautas juntas! Aquí hay una gran rutina de ejercicios para la ruptura.

1. Vaca-gato
Adopte una posición de rodillas apoyada: con las rodillas separadas al ancho de las caderas, coloque las manos debajo de los hombros, meta la pelvis ligeramente debajo de usted y la cabeza hacia abajo de modo que esté mirando hacia la colchoneta. Luego, doble la columna hacia abajo, acercando el estómago a la colchoneta mientras la mantiene un poco tensa. Agregue a esto un movimiento de cabeza y doble también la columna cervical. Mantenga esta posición durante 3 segundos. Luego, empújese firmemente fuera de la colchoneta, tire del estómago hacia adentro y levante la columna vertebral hacia el techo para hacer la espalda de un gato. Aquí, también, mantén la posición durante unos 3 segundos y vuelve a la posición neutral. Incluya respiración diafragmática profunda con el ejercicio: cuando doble la columna hacia abajo, inhale y cuando doble la columna hacia arriba, exhale con fuerza.

2. Perro pájaro
Asuma una posición de rodillas apoyada como en el ejercicio 1. Tense suavemente el estómago y estire el brazo frente a usted, pero no lo quite todavía del tapete. Baje el omóplato y tense ligeramente las nalgas. Conecte la extremidad inferior opuesta a esta y levante ambas extremidades para que estén en línea con la columna. Mantenga esta posición por un tiempo y repítala hacia el otro lado.

3. Labios
Párese con los pies ligeramente separados, coloque los pies paralelos, meta suavemente la pelvis debajo de usted y baje las costillas mientras tensa los músculos abdominales. Visite la extremidad hacia atrás, de modo que haya un ángulo de 90 grados en las rodillas. Asegúrese de que la rodilla de la pierna delantera esté por encima del pie y apuntando ligeramente hacia afuera. Cuando regrese a la posición inicial, asegúrese de que su pelvis esté estable y no mueva las caderas hacia los lados. Repite el ejercicio con ambas piernas.

4. Salto en cuclillas
Párese un poco más ancho que el ancho de la cadera, enderece y apriete el estómago. Luego haz una sentadilla, a un ángulo mínimo de 90 grados, y salta con todas tus fuerzas mientras flexionas los glúteos e inclinas la pelvis bruscamente. Ayúdese con sus manos realizando enérgicos swings durante el salto. Asegúrese de que sus rodillas no bajen hacia adentro. Si este es el caso, reduzca un poco el ángulo de flexión de la rodilla.

5. Burpees
Párate ligeramente separado, inclínate y coloca las manos frente a ti, luego echa las piernas hacia atrás. Si puedes, también puedes hacer lagartijas. Luego salta hacia la palma de tu mano, endereza y salta hacia arriba extendiendo los brazos. Durante este ejercicio, recuerde mantener su abdomen constantemente tenso y tensar firmemente los glúteos en la posición más baja. Si tiene dolor en la columna lumbar, cambie el salto hacia atrás a la abducción de la pierna hacia atrás y la posición de plancha.

6. Boxeo
Adopte la postura correcta de pie, doble ligeramente las rodillas, doble los brazos y colóquelos frente a su pecho. Aprieta tus manos en puños y comienza a boxear en el aire. Asegúrese de que el movimiento se guíe a través del omóplato y el hombro. Puede agregar un trote fuerte en el acto a esto. Recuerde mantener sus abdominales constantemente tensos.

7. Flexiones de brazos para mujeres
Tome la posición de tabla y recuéstese en su regazo. Coloque las manos un poco más separadas que el ancho de sus hombros y apunte los codos hacia afuera. La cabeza debe ser una extensión de la columna, no te metas con ella ni te encorves. Luego, dirija su pecho hacia la colchoneta y haga la flexión. Trate de descender lentamente y empuje rápidamente fuera de la alfombra. Recuerde mantener apretados el abdomen y los omóplatos.

8. El perro con la cabeza gacha
Apóyese en la colchoneta con las manos y los pies y empújese firmemente fuera de la colchoneta con las caderas hacia arriba. Aleje los hombros de las orejas y apunte los codos hacia afuera. Con cada segundo de ejercicio subsiguiente, intente estirar las piernas en las rodillas y bajar los pies aún más. Sin embargo, recuerde no estirar demasiado las rodillas o los codos. La cabeza debe estar relajada en este ejercicio. Trate de respirar profundamente y al mismo tiempo no suelte los músculos abdominales, deben estar ligeramente tensos durante todo el ejercicio.

Entrenamiento de ruptura - Plan de entrenamiento

El entrenamiento consta de un circuito. Si te apetece, puedes hacer de 2 a 3 circuitos en una sesión de entrenamiento. Asegúrese de tomarse unos minutos de descanso entre los circuitos y estirar y relajarse brevemente después del entrenamiento. Haz el entrenamiento de 3 a 5 veces por semana.

Ejercicio número de repeticiones Duración
Vaca-gato 10
AVE perro 10 repeticiones por lado
Labios 10 repeticiones por pierna
Saltar en cuclillas 10
Eructos 12
Boxeo 3 30 segundos + 5 segundos apagado
Flexiones de mujer 12
Un perro con la cabeza gacha. 1 minuto

Entrenamiento después de la despedida: beneficios para el cuerpo y la psique.

Se sabe desde hace mucho tiempo que el deporte puede ser una cura para muchas dolencias mentales y físicas. Romper con un ser querido puede ser una carga pesada para nosotros y causar estrés y depresión. Cuando hacemos deporte, se liberan hormonas de la felicidad, nuestro cuerpo se relaja, el cerebro descansa y todo el cuerpo se regenera y gana nueva energía.

El entrenamiento para la ruptura puede ser una forma de afrontar esta difícil experiencia. Los principales beneficios para el cuerpo y el alma que puede obtener al realizar actividad física después de una ruptura son:

1. Liberas emociones negativas
¡Nada funciona mejor para las emociones negativas que el ejercicio! Cuando entrenas, puedes sacar toda tu agresión, enfado y frustración de forma positiva. Alternativamente, boxear en el aire con alguien específico en mente, pero también es agradable y útil.

2. Fortalecerás el cuerpo y la psique
El entrenamiento después de la ruptura fortalecerá tu cuerpo, y un cuerpo fuerte es una psique fuerte. El efecto secundario será solo una figura delgada y atlética, que le dará aún más valor para comenzar una vida nueva y mejor. ¡En un cuerpo sano, mente sana!

3. Te darás energía
Las rupturas pueden ser realmente difíciles para nosotros y pueden consumir toda nuestra energía y ganas de vivir. El entrenamiento seguramente te dará no solo fuerza, sino también nueva energía y hará que tu vida cobre color.Quién sabe, ¡quizás el deporte sea tu nueva pasión en la que te perderás por completo!

4. Relajarás tu cuerpo tenso
Después de una ruptura, la actividad física definitivamente te ayudará a relajarte y oxigenarte mejor. Experiencias tan estresantes crean mucha tensión en nuestro cuerpo, que luego afecta nuestra salud física. El ejercicio adecuado no solo ayudará a fortalecer los músculos debilitados, sino que también relajará las áreas tensas y doloridas de su cuerpo.

5. Reiniciarás tu cabeza
El entrenamiento posterior a la ruptura ayudará a despejar su mente de pensamientos excesivos, especialmente los abrumadores y deprimentes. Hacer deporte oxigena el cerebro y es una forma de meditación que te enfoca en el aquí y ahora.

6. Adquirirás un hábito saludable
No importa cómo era tu vida antes, la ruptura seguramente la alterará un poco. El ejercicio puede hacer que vuelva a ser sistemático y regular en su camino hacia sus metas. El entrenamiento físico también es un fin en sí mismo, e incorporar un hábito deportivo saludable cuando experimente momentos más difíciles en su vida no solo lo ayudará a sobrevivirlos, sino que también lo verá desde una perspectiva ligeramente diferente y más fresca.

Etiquetas:  Recreación Ejercicio Adelgazar