Crossfit: ¿es seguro para la salud?

El crossfit es un entrenamiento muy versátil y eficaz, pero no siempre es bueno para la salud. Los especialistas señalan que la mayoría de los ejercicios de crossfit pertenecen al grupo de alto riesgo, lo que significa que su seguridad depende de la alta precisión, concentración y alta eficiencia del deportista. Las personas que carecen de estas características como resultado del entrenamiento de crossfit son más propensas a sufrir lesiones, sobreesfuerzo, dolor crónico en articulaciones y músculos.

¿Es el crossfit saludable? No hay una respuesta clara a esta pregunta, porque todo depende de la experiencia que tengamos en el entrenamiento y de cómo elijamos la dificultad de los ejercicios a nuestro nivel de condición física.

Cabe señalar que al inicio de su existencia, el crossfit era uno de los elementos del entrenamiento de soldados y policías, lo que muestra claramente que este entrenamiento es difícil y requiere habilidades físicas específicas.

Ciertamente, no deben sumarse personas que nunca antes se hayan enfrentado al deporte y que en su elección solo se guíen por la moda o las opiniones ajenas. Además, aquellos que padecen enfermedades cardiovasculares o del sistema motor (por ejemplo, diabetes, arteriosclerosis, hipertensión, lesiones postraumáticas, dolor articular) deben leer la lista de desventajas y contraindicaciones de este deporte antes de comenzar a entrenar.

Comprueba qué desventajas puede tener el crossfit y quién debería dejar de practicarlo.

El crossfit a menudo causa lesiones

Las lesiones en los entrenadores de crossfit ocurren con mucha frecuencia; este indicador es mucho más alto que en otras disciplinas.

¿Por qué? En primer lugar, el crossfit se basa en ejercicios con pesas (mancuernas, barras), que, para ser seguros, deben realizarse de forma muy precisa y correcta técnicamente. Una persona que nunca antes ha entrenado con una carga y hace ejercicio por su cuenta puede tener dificultades para dominar la técnica correcta.

Además, habitualmente no tiene los hábitos de movimiento correctos, lo que, en combinación con un entrenamiento intenso de crossfit, puede provocar un desequilibrio en los músculos.

Además, el esquema AMRAP - Tantas rondas como sea posible se usa a menudo en crossfit, es decir, tantas rondas como sea posible en el menor tiempo posible. El deseo de hacer tantas repeticiones como sea posible hace que los movimientos de los practicantes sean rápidos pero imprecisos. Es especialmente peligroso cuando se hace ejercicio con pesas, cuando incluso el más mínimo error (por ejemplo, encorvarse o hacer la espalda de un gato) puede provocar una lesión grave en la columna.

Leer: CROSSFIT: ¿para quién es el entrenamiento de crossfit?

Importante

Para minimizar el riesgo de lesiones, los principiantes deben entrenar crossfit bajo la supervisión de un entrenador profesional. Le mostrará cómo hacer ejercicio correctamente y corregir los errores que cometa. También ayudará a establecer un plan de entrenamiento individual, que se adaptará al nivel de condición física presentado.

¿Cómo distinguir a un buen entrenador de un aficionado? Lea también: Crossfit: Entrenamiento con mancuernas de 10 minutos para mujeres 7 reglas del entrenamiento crossfit Entrenamiento de la hormona del crecimiento: reglas, dieta, plan de entrenamiento

El crossfit es extremadamente agotador

La regla no oficial del crossfit es: haz ejercicio para que mueras de fatiga al final de tu entrenamiento. Los entrenadores no suelen recomendar este método de entrenamiento, pero lo cierto es que el crossfit requiere un ritmo de trabajo constante y rítmico en todo momento.

No hay descanso entre ejercicios (solo entre rondas), por lo que en la práctica tienes que hacer varios ejercicios de fuerza y ​​resistencia extremadamente extenuantes uno tras otro durante unos minutos. Por ejemplo: 10 burpees, 15 flexiones de brazos, 10 flexiones de barra, 15 saltos de pecho alto.

Leer:
CROSSFIT - Consejos y KIT de EJERCICIO para principiantes
CROSSFIT - un plan de entrenamiento corto e intenso

No todo el mundo es capaz de hacer frente a tales cargas, por lo que a la hora de elegir un plan de entrenamiento hay que tener mucho cuidado y tener en cuenta sus limitaciones. Las personas con problemas cardíacos, después de un ataque cardíaco, con hipertensión, deben abandonar este tipo de ejercicio y, en cambio, concentrarse en un esfuerzo cardiovascular moderado. Además, enfermedades periódicas como la gripe, los resfriados o incluso la fatiga ordinaria descalifican para participar en el entrenamiento de crossfit.

¡Cuidado!

Cuando haga ejercicio por su cuenta, tenga cuidado con los programas de formación que circulan por Internet. A menudo son demasiado exigentes incluso para personas avanzadas. Sucede que asumen realizar hasta 100 repeticiones de un ejercicio en una sesión de entrenamiento (por ejemplo, el entrenamiento llamado ANGIE consiste en 100 flexiones, 100 flexiones, la misma cantidad de abdominales y sentadillas).

Aunque este número de repeticiones se reparta en varias rondas, este tipo de entrenamiento es muy perjudicial para el organismo. Por lo tanto, siempre debe usar el sentido común y elegir programas adecuados a su propio nivel de formación.

El crossfit puede provocar dolores de sobrecarga

Cada entrenamiento de crossfit ejerce una gran presión sobre los músculos y todo el sistema locomotor. Los especialistas enfatizan que un entrenamiento demasiado intenso y frecuente puede tener un efecto particularmente negativo en el estado de las articulaciones. El cartílago que los llena se desgasta mucho más rápido durante los ejercicios de crossfit que durante el entrenamiento en el gimnasio.

Por esta razón, el crossfit no es una buena opción para las personas que padecen enfermedades reumáticas y osteoporosis. No debe ser practicado por personas con antecedentes de lesiones, lesiones resultantes de accidentes o después de operaciones. Es importante que incluso las personas sanas observen cuidadosamente las señales enviadas por el cuerpo durante el entrenamiento; cualquier dolor prolongado es una indicación de abandono inmediato del entrenamiento.

Un riesgo menos común pero significativo de crossfit es la rabdomiólisis, un tipo de lesión que se encuentra en atletas de entrenamiento muy duro. Consiste en un daño del tejido muscular (su degradación) como consecuencia de cargas de entrenamiento demasiado elevadas. Los síntomas de la rabdomiólisis son debilidad general, rigidez y dolor muscular, orina oscura. El riesgo de padecer esta enfermedad aumenta cuando reanudamos el entrenamiento después de una pausa más prolongada y no ajustamos la dificultad de los ejercicios a nuestra condición.

Crossfit requiere buena coordinación y concentración.

El entrenamiento de Crossfit consiste en realizar uno tras otro ejercicios funcionales que involucran varios grupos musculares al mismo tiempo. El ritmo de su entrenamiento suele ser bastante rápido, sin interrupciones entre ejercicios, así que manténgase enfocado y concentrado.

Las personas cuyo laberinto no funciona correctamente, que tienen problemas de equilibrio y coordinación motora, deben abandonar el entrenamiento de crossfit. La distracción y la dificultad para combinar movimientos individuales en una secuencia reducen la efectividad de los ejercicios y aumentan el riesgo de lesiones.

Etiquetas:  Adelgazar Ejercicio Outfit-And-Accessories