Anabolismo muscular: ¿que es? ¿De qué se trata?

El anabolismo muscular es un fenómeno que interesa a los entusiastas de los deportes de fuerza y ​​corporales. El anabolismo es el proceso por el cual nuestros músculos y huesos aumentan de volumen, lo que lo convierte en el efecto más deseable del entrenamiento de fuerza. Para aumentar las capacidades anabólicas, puede usar suplementos dietéticos, pero no es recomendable usar esteroides anabólicos porque representan una seria amenaza para nuestra salud. ¿Cómo funciona el anabolismo muscular? ¿En qué se diferencia del catabolismo?

Tabla de contenido:

  1. Anabolismo muscular: ¿que es?
  2. El anabolismo muscular como proceso metabólico
  3. Anabolismo muscular: ¿cómo funciona?
  4. Anabolismo y catabolismo: ¿en qué se diferencian?
  5. Anabolismo muscular: ¿cómo estimularlo?
  6. Esteroides anabólicos

Anabolismo muscular: la síntesis es el proceso fisiológico más interesado en el ejercicio. Hacemos ejercicio para que nuestros músculos aumenten su volumen y fuerza, por lo que no es de extrañar que nos preocupemos principalmente por aumentar los procesos anabólicos.

Para que el entrenamiento sea efectivo para nosotros, debemos cuidar no solo su sistemática, sino también una dieta equilibrada y un aporte proteico adecuado. Durante el ejercicio, nuestro cuerpo absorbe los nutrientes que deben complementarse para evitar la intensificación de los procesos opuestos, es decir, catabólicos. El anabolismo no se trata solo de construir músculos, también se trata de crear reservas de energía de las que extraemos energía, incluso en condiciones extremas para nuestro cuerpo. Esto lo hace fuerte y resistente a los estímulos físicos.

Mantener el equilibrio entre anabolismo y catabolismo da como resultado un metabolismo que funciona bien y un metabolismo eficiente. Obtenga más información sobre el anabolismo y vea qué puede hacer para que su entrenamiento sea más efectivo.

Anabolismo muscular: ¿que es?

El anabolismo es profesionalmente un grupo de reacciones químicas que dan como resultado la formación de compuestos complejos a partir de sustratos simples. Los compuestos resultantes tienen la capacidad de acumular energía. El anabolismo también se conoce como la parte del metabolismo que se asocia con el crecimiento de tejidos intracelulares. A su vez, los procesos metabólicos se dividen en anabólicos - de crecimiento y catabólicos - relacionados con la descomposición y desaparición de la materia orgánica.

El anabolismo está con j.gr. Anabaleína: para aumentar, por lo que el mismo nombre sugiere la acción característica de este proceso metabólico. El anabolismo se denomina reacción endoenergética porque sintetiza compuestos simples y requiere energía externa. La energía suministrada se retiene en el cuerpo en forma de enlaces químicos.

Los procesos anabólicos provocan el crecimiento y el crecimiento de órganos y tejidos. Por este motivo, podemos observar un aumento significativo del peso corporal y la fuerza.

Otros beneficios del anabolismo incluyen:
- crecimiento esquelético
- aumento de la masa muscular
- crecimiento de cabello y uñas

Además, los procesos anabólicos también forman los componentes básicos de las células, por ejemplo, aminoácidos, azúcares (polímeros), etc., por ejemplo, la síntesis de ácidos grasos a partir de acetato o la síntesis de celulosa a partir de glucosa.

En otras palabras, el anabolismo es parte de las reacciones metabólicas que aumentan cuando la disponibilidad de nutrientes excede la necesidad de energía del cuerpo para realizar la actividad.

Las hormonas anabólicas incluyen estrógenos, insulina, HGH y testosterona.

El anabolismo muscular como proceso metabólico

Antes de centrarnos en explorar el conocimiento del anabolismo en sí, vale la pena echar un vistazo más de cerca al metabolismo que causa este proceso. En otras palabras, el metabolismo es la totalidad de los procesos que tienen lugar en las células en forma de reacciones químicas y transformaciones de energía que se relacionan con ellas.

El metabolismo consta de dos procesos:

  • anabólico (generador de energía)
  • catabólico (liberación de energía)

Los dos procesos mencionados anteriormente son simultáneos e intercambiables. Con el período de crecimiento en nuestro cuerpo, el anabolismo prevalece sobre el catabolismo, y cuando el cuerpo alcanza la madurez, el metabolismo gana un equilibrio entre los efectos del anabolismo y el catabolismo.

Un cuerpo maduro tiene cierta tendencia al dominio catabólico, pero con una dieta y actividad física adecuadas, el equilibrio metabólico vuelve al camino correcto.

Los procesos correctos que tienen lugar en nuestro cuerpo a este respecto se denominan fisiológicos y anormales: patológicos.

Los procesos metabólicos patológicos tienen lugar especialmente durante períodos de desnutrición, estrés agudo o esfuerzo físico excesivo, luego el catabolismo supera al anabolismo y conduce a la desintegración y degeneración de los tejidos.

La otra cara de la moneda es el hecho de que al incrementar los procesos anabólicos y utilizar un excedente calórico, debemos cuidar lo que comemos, porque el aumento de peso puede estar asociado no solo a un aumento de la masa muscular, sino también del tejido graso.

Anabolismo muscular: ¿cómo funciona?

¿Cómo funciona el anabolismo? El anabolismo funciona con la ayuda de hormonas especiales que gestionan los procesos de conmutación de las células a un cierto modo al interactuar con los receptores ubicados en la superficie de sus membranas celulares.

Ejemplos de reacciones anabólicas son: quimiosíntesis, fotosíntesis y biosíntesis de compuestos orgánicos nitrogenados. La energía utilizada en estos procesos se utiliza para crear nuevos compuestos orgánicos, también se almacena en ellos.

Se almacena mucha más energía en los productos de la síntesis anabólica que en sus sustratos, que es el resultado de la naturaleza de las transformaciones anabólicas: requieren un gran gasto de energía. Un ejemplo es la formación de proteínas o carbohidratos a partir de aminoácidos o azúcares simples.

Los procesos anabólicos se utilizan especialmente en deportes de fuerza y ​​culturismo.

Anabolismo y catabolismo: ¿en qué se diferencian?

El anabolismo es, en resumen, el crecimiento de los tejidos, y ¿cuál es el segundo componente del metabolismo: el catabolismo?

El catabolismo está con j.gr. abajo, y denota las reacciones químicas totales del metabolismo que conducen a la descomposición de compuestos químicos complejos en moléculas simples, es decir, lo contrario del anabolismo. Es una reacción exoenergética liberadora de energía en la que los sustratos deben ser de un nivel energético superior y los productos de un nivel energético inferior.

El catabolismo descompone los compuestos complejos en simples, y la energía generada en este proceso se almacena en enlaces de trifosfato de adenosina, es decir, ATP. Esta energía es utilizada por las células durante su trabajo:

  • eléctrico - conducción de impulsos,
  • mecánicos - espasmos musculares,
  • osmótico - transporte contra el gradiente de concentración.

Inicialmente, el cuerpo usa recursos como la glucosa y el glucógeno, luego descompone compuestos complejos como proteínas y grasas, y en algunas situaciones incluso los extrae de sus propios tejidos. Cuando esta condición dura más tiempo, la masa muscular disminuye y, en consecuencia, el cuerpo se desperdicia, similar a la anorexia y el cáncer.

Lea también: Catabolismo muscular: ¿cuándo ocurre? ¿Cómo proteger los músculos del catabolismo?

El catabolismo ocurre con mayor frecuencia después del entrenamiento o inmediatamente después de despertarse, pero estas no son las únicas y siempre repetitivas reacciones catabólicas. La degradación celular también puede ocurrir cuando los músculos carecen del glucógeno producido por el consumo de carbohidratos.

El catabolismo es, por tanto, una especie de reacción defensiva del organismo. El catabolismo post-entrenamiento ocurre cuando la energía celular se pierde durante el ejercicio intenso.

Por el contrario, el catabolismo matutino es causado por la desnutrición que ocurre durante el sueño. Durante los períodos de desarrollo de masa, un procedimiento común para inhibir el catabolismo entre los culturistas es el consumo de proteínas aproximadamente una hora antes de acostarse.

¿Cómo interrumpir el catabolismo muscular y restaurar los procesos anabólicos? En primer lugar, debe proporcionar la porción correcta de carbohidratos simples y proteínas ricas en un conjunto de aminoácidos. También puede mantenerse con glutamina y proteína de suero.

Anabolismo muscular: ¿cómo estimularlo?

¿Se pregunta cómo estimular el anabolismo muscular y qué influye en su formación? Los factores que interfieren con el aumento de los cambios anabólicos incluyen:

  • el estado de la economía endocrina
  • predisposición genética
  • entrenamiento enfocado en el desarrollo muscular
  • una dieta equilibrada adaptada a las necesidades individuales del cuerpo
  • horas fijas de comer
  • suplementación (si es necesario)

Como puede ver, la mayoría de las veces influimos directamente en el ritmo de nuestros cambios anabólicos, por lo que podemos moldearlos conscientemente. ¿Cuáles son las formas de estimular el anabolismo muscular?

  • Dieta anabólica

Debe centrarse en un aporte adecuado de proteínas. Se asumió que uno debería comer 1-1,5 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal. Cuando entrenamos en el gimnasio o tenemos un trabajo físico exigente, debemos apuntar al límite superior de la ingesta de aminoácidos. Los carbohidratos también son una parte importante de la dieta anabólica.

Es más, debemos cuidar los horarios constantes de las comidas, a los que nuestro cuerpo se acostumbra. Durante los descansos más prolongados para comer o saltarse comidas, el cuerpo extraerá energía de sus propias fuentes, con mayor frecuencia de los músculos.

Una dieta adecuada tiene un efecto positivo sobre el equilibrio hormonal y los niveles adecuados de insulina y hormonas del crecimiento, lo que afecta significativamente el desarrollo de la masa muscular.

¿Cómo debería ser una dieta anabólica? Debe consistir en proteínas de buena calidad: carnes magras - aves y pescado, legumbres y productos lácteos (las personas con intolerancia a la lactosa se recomiendan productos elaborados con leche de cabra u oveja). La dieta anabólica también debe incluir cereales, pastas, verduras y frutas.

  • Capacitación

El entrenamiento debe estar orientado a desarrollar masa muscular. Los ejercicios con pesos pesados ​​basados ​​en ejercicios de articulaciones múltiples funcionarán bien. El entrenamiento de fuerza es la forma más eficaz de aumentar los niveles de hormonas anabólicas, es decir, testosterona y hormona del crecimiento.

Además, nuestro entrenamiento debería durar aproximadamente una hora; esto inhibirá el crecimiento de la hormona del estrés cortisol, que es una hormona con propiedades catabólicas. También vale la pena cambiar el plan de entrenamiento cada pocos meses o usar diferentes planes indistintamente, para que el cuerpo tenga un estímulo constante para aumentar y aumentar la eficiencia.

  • El fenómeno de la ventana anabólica.

¿Lo que significa? La ventana anabólica se caracteriza por una mayor demanda de proteínas y, por tanto, una mayor capacidad anabólica. Ocurre cuando estamos poco después de un entrenamiento o esfuerzo físico.

Comienza justo después del entrenamiento y dura aproximadamente 2-3 horas. Es entonces cuando es necesario aportar la cantidad justa de nutrientes que incidirán en la mejor síntesis de proteínas musculares y glucógeno. Para este propósito, la suplementación con nutrientes, especialmente con líquidos, funcionará bien, porque el cuerpo los absorberá mucho más rápido sin perder tiempo en la digestión.

Los nutrientes que se pueden apoyar son: suplemento proteico con carbohidratos, ganadores, aminoácidos, creatina además de vitaminas y minerales.

¡La comida después del entrenamiento también es importante! Aunque primero debemos proporcionarnos carbohidratos simples, la comida posterior al entrenamiento debe ser rica en la cantidad adecuada de proteínas acorde con el peso corporal individual.

Vale la pena saber que los carbohidratos se absorben en el tracto digestivo (principalmente azúcares simples, especialmente glucosa) y se convierten en sustancias de reserva de alta energía, es decir, glucógeno, del que el cuerpo extrae energía en cada momento en que aumenta la demanda.

Esteroides anabólicos

Los esteroides anabólicos son un grupo de esteroides naturales y sintéticos que tienen un fuerte efecto anabólico: aumentan el proceso de división celular que crea los tejidos del cuerpo. Los esteroides anabólicos son derivados de la testosterona o la 19-nortestosterona.

¿Cómo funcionan los esteroides anabólicos? Actúan aumentando la masa muscular y ósea estimulando la síntesis de proteínas en el cuerpo o cambiando el metabolismo del calcio. Tal efecto es deseable especialmente en el dopaje deportivo.

Los esteroides anabólicos activan los receptores de andrógenos que están presentes en la superficie de las membranas celulares de las células del cuerpo. Los efectos anabólicos que se pueden esperar del uso de estas sustancias son un aumento de la síntesis de proteínas, aumento del apetito, aumento del crecimiento óseo, aumento de la producción ósea y aumento de la tasa de crecimiento de la masa muscular, la fuerza y ​​la resistencia.

A pesar de los aspectos anabólicos mencionados anteriormente, los esteroides anabólicos permanentemente (!) ¡Dañan tu salud! Interfieren fuertemente con el equilibrio hormonal y cambian su perfil tanto en mujeres como en hombres.

Además, causan una serie de otras consecuencias para la salud, que incluyen: cáncer, hipertensión arterial, trastornos circulatorios, problemas respiratorios, cambios en la corteza cerebral, enfermedades cardíacas, arritmias, ataques cardíacos y trastornos emocionales.

Etiquetas:  Recreación Capacitación Ejercicio