6 ejercicios para el equilibrio

Los ejercicios de equilibrio no solo mejoran la coordinación motora, sino que también fortalecen los músculos profundos. Estos músculos son los encargados de mantener una postura adecuada y prevenir lesiones. Cuanto mejor sea el equilibrio muscular, menor será el riesgo de lesión y sobrecarga. Descubra los 6 ejercicios que aumentarán su sentido del equilibrio.

Los ejercicios de equilibrio deben formar parte del plan de entrenamiento de todo deportista. No importa qué disciplina practique (correr, juegos en equipo, esquiar, aeróbicos), la estabilización adecuada del cuerpo aumenta la eficiencia de sus movimientos y previene lesiones.

Los ejercicios de equilibrio también pueden ser realizados con éxito por personas menos atléticas que deseen cuidar la postura correcta y prevenir el dolor de espalda. El entrenamiento del equilibrio puede ayudarlos a desarrollar hábitos motores adecuados, como cuando cargan objetos pesados ​​o hacen tareas domésticas.

1. Ejercicios de equilibrio: pararse sobre una pierna

Párate derecho, mira al frente. Doble una pierna y levante la rodilla al nivel de la cadera. Puede doblar los brazos hacia los lados. Mantenga esta posición durante 10 segundos, luego cierre los ojos y mantenga el equilibrio durante 5 segundos. Haz 3 repeticiones, luego cambia de pierna.

Lea también: Estabilidad del núcleo: 7 ejercicios para la estabilidad general

2. Ejercicios de equilibrio: póngase en cuclillas sobre los dedos de los pies

Junta tus pies. Enderece la espalda, contraiga el estómago, tense los glúteos y baje ligeramente el coxis, como si quisiera extender la columna. Extiende los brazos a los costados, ponte de puntillas lo más alto que puedas y luego agáchate profundamente. Intenta hacerlo sin vacilar. Luego vuelva a la posición de pie. Haz 5 repeticiones.

Consejo para principiantes: si te resulta difícil mantener el equilibrio, haz un ejercicio contra la pared con la mano apoyada ligeramente sobre ella.

Lea también: TOGU (disco sensorial o almohada sensoriomotora) - ejercicios y efectos

3. Ejercicios de equilibrio: passé cerrado y abierto

Ejercicio de ballet. Adopte la posición inicial como en el ejercicio anterior: espalda recta, columna estirada, estómago y glúteos tensos. Ponte de puntillas, extiende las manos a los lados. Doble la pierna a la altura de la rodilla y levántela hasta el nivel de la cadera (el pie debe estar en la rodilla de la otra pierna y el muslo en ángulo recto con el torso). passé cerrado. Luego vaya al passé abierto: mueva muy lentamente la rodilla de la pierna doblada hacia un lado, hasta que haya un ángulo recto entre los muslos. Vuelve al passé cerrado y baja la pierna. Haz 3 repeticiones de cada lado. Los principiantes pueden hacer este ejercicio contra la pared.

4. Ejercicios de equilibrio: tragar

Párese con las piernas juntas. Inclina tu torso hacia adelante y estira una pierna hacia atrás al mismo tiempo. Para un mejor equilibrio, coloque los brazos a los lados. El torso y la pierna deben estar paralelos al suelo. Mantenga durante unos 6 segundos y cambie de pierna. Repite el ejercicio 3 veces en cada lado.

Lea también: Ejercicios con rodillo (rodillo de masaje de espuma)

Esto te será útil

Una excelente manera de mejorar su equilibrio y fortalecer sus músculos profundos es entrenar descalzo. Bosu se asemeja a una bola cortada por la mitad: un hemisferio está hecho de goma elástica y el otro es plano. El solo hecho de estar descalzo es un buen ejercicio de coordinación, ya que obliga a los músculos de la espalda, el abdomen y las piernas a mantener el equilibrio.

5. Ejercicios de equilibrio: ejercicio con pelota de gimnasia

Coloca una pelota de gimnasia frente a ti y arrodíllate sobre ella, apoyándote además en tus brazos extendidos. Siéntese sobre sus talones y trate de permanecer en esta posición el mayor tiempo posible. Equilibra tu cuerpo para no perder el equilibrio. Tu objetivo es mantenerte en la pelota durante 15 segundos sin caer.

Ver también: 8 ejercicios con pelota de gimnasia

6. Ejercicios de equilibrio: estocadas sobre una pierna

Este ejercicio, además de mejorar tu equilibrio, es un gran entrenamiento para tus muslos y glúteos. Ponte de pie con las piernas juntas y los brazos hacia los lados. Levante la pierna derecha hacia el costado (el pie debe estar a unos 30 cm del suelo). Con el mismo pie, da un paso adelante, poniendo el pie en diagonal hacia la izquierda. Doble las rodillas, levántese y vuelva a la posición con la pierna levantada hacia un lado. Luego da un paso atrás, también en diagonal. Doble ambas piernas, vuelva a la posición inicial. Haz 6 repeticiones de cada lado.

Etiquetas:  Capacitación Recreación Nutrición